¿Cómo gestionar las rabietas?

·


La crianza nos pone a prueba, en algún momento las dudas en cuanto a la educación de nuestros peques nos hacen sentirnos abrumados. A qué colegio los llevo, clases extraescolares o no y a veces las dudas son en cuanto a nuestra reacción frente a sus estados emocionales o sus berrinches.

La maternidad y la paternidad es una oportunidad para disfrutar plenamente de nuestros/as hijos/as. ¿Y cómo podemos afrontar los berrinches para disfrutar más de diferentes momentos en su compañía?

En la charla del pasado 14 de marzo en el Centro de Salud “Virgen de Gavellar” trabajamos todo esto. Desde Gaia Psicología agradecemos la oportunidad que nos brindaron para aprender con este grupo. Mediante teoría y práctica con un enfoque participativo, aprendimos sobre una crianza donde podemos estar con atención plena disfrutando de la maternidad y la paternidad. Y además acompañados de los peques. 

Os dejamos el decálogo de las rabietas para que podáis entrenarlo y un video sobre el desarrollo de los niños/as de manos de expertos investigadores. Es importante conocer las fuentes de la información que manejamos los padres y madres para no ir a contracorriente del desarrollo neuronal de los más pequeños.

Decálogo de las rabietas

  1. No reaccionéis para consolarlos o castigarlos durante el berrinche, esto no resuelve nada y tampoco les ayuda a tolerar la frustración. Aunque es verdad que en algunas situaciones esto nos parece difícil recuerda que necesitan descargar la emoción negativa. Hay que intentar mantener una actitud serena y una expresión neutral. Esto es cuestión de entrenamiento y de nuestra propia gestión emocional.
  2. Hay que intentar averiguar la causa real cansancio, hambre, rebeldía, frustración…
  3. Es muy importante no dar lo que quiere porque reforzaremos la conducta.
  4. No intentéis convencerlos o explicarles, tenemos que recordar que necesita descargar esa emoción negativa.
  5. Podemos llevarlos a un lugar apartado para que se calme.
  6. Prohibido utilizar violencia física, ni cualquier otro tipo de violencia.
  7. Intentad que nadie tome partido, por ejemplo, diciéndole “pobrecito o pobrecita”.
  8. Nunca decirles “si te portas bien te compraré”.
  9. No les comparéis con otros niños/as.
  10.  Cuando vayan calmándose aprovechad ese momento para ir mostrándoles las ventajas y entrenando la emoción de calma.

Si a la primera no os sale bien no os frustréis, es cuestión de entrenamiento.

Video “La educación de los hijos” de Elsa Punset


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *